Volver a la serie

Billy Parks

Siempre dispuesto a vivir algo diferente

Si le pides a Billy Parks que se describa en pocas palabras, no sabe qué decirte. Prefiere pedirles a sus hijos que respondan esa pregunta.

Y eso hizo.

Las palabras de los dos jovencitos en el breve audio que nos mandó Billy son elocuentes: bueno, divertido, aventurero, un grande, un loco… y “muy, muy pero muy divertido”, insiste uno de ellos.
Billy es todo eso y, como socio creativo de The Chernin Group, también es responsable de las decisiones artísticas de la empresa.

 

Ponerse a prueba

Apretar el acelerador

Billy cree que el equilibrio es esencial para casi todo en la vida. “La rutina se lleva mejor después de una pausa”, aclara.

Su día comienza a eso de las 5 de la mañana. Sale a caminar o a andar en bici por Los Ángeles antes de que lo envuelva el ajetreo del trabajo. Se va a dormir temprano, eso sí, pero no es algo que le preocupe. Entre risas, dice que “nada bueno sucede después de las 10”.

Es su manera de vivir la vida. “Todas mis elecciones son para orientarme en la dirección correcta. No podría hacer lo que hago si no me gustara”, explica.

En TCG, Billy ayuda a los jóvenes creativos a escalar su negocio y mantenerse cerca de su audiencia. Divide su tiempo entre buscar nuevas empresas para invertir y trabajar con aquellas en las que ya lo han hecho.

Ese mismo equilibrio busca en la vida fuera del trabajo. “Desconectarme y salir me hace sentir mejor”, describe. Es la vida que desea para sus dos hijos: “Si no haces del aire libre parte de tu vida, te estás perdiendo de algo que es esencial”.

Billy quiere que sus hijos sean versátiles: que se sientan bien en hoteles de lujo, pero también en lugares donde tengan que esforzarse un poco. “También deberían ser autosuficientes”, añade.

Quiere que los dos se sientan cómodos dondequiera que estén, pero sobre todo en los 20 acres de tierra que tiene la familia en California.

 

Vivir siempre al ritmo de la aventura

Esta tierra infundió “ritmo y cadencia” de aventura en la vida de la familia Parks. ¿Qué motivó esta elección? “La necesidad de desconectarnos de la velocidad de la ciudad y darles tiempo a la mente, el corazón y el alma para descansar”, responde Billy.

Aunque la familia disfruta de la vida en la ciudad, también les encantan los desafíos fuera del asfalto. Billy dice que cuando se salen del camino, pasan cosas buenas. “Es como que algo se destraba y las conversaciones no son las mismas”, explica. “No hay rutinas ni hábitos, y eso despierta nuevas sensaciones y nos hace desarrollar otras habilidades”.

Billy no cambiaría nada de estas escapadas, pero sí desearía que lo acompañara su padre que los dejó hace unos años, a los 82. Le hubiera gustado “que conociera a sus nietos” porque cree que “hubiera disfrutado mucho como abuelo”.

El hijo mayor de Billy se llama George en honor a ese hombre. “Me hace sentir que aún está presente”, dice, pensando en él.

 

Volver a casa siempre por el camino más largo

Visitar su propiedad le permite a Billy distraerse de lo cotidiano y le da la oportunidad de formar a sus hijos. Cree que es importante “enseñarles a nuestros jóvenes a sobrevivir o vivir desconectados”.

A eso lo logra dándoles la oportunidad de ponerse a prueba, de enfrentarse a problemas y encontrar soluciones.

Hace un tiempo, la familia Parks iba a visitar Utah. Querían dormir en un hotel campestre, al mejor precio posible. Así que Billy fue a buscar donde quedarse, acompañado de sus hijos y no mucho más. Dice que “estuvo difícil por momentos y cayeron algunas lágrimas”, pero valió la pena. “Lo resolvimos por nuestra cuenta”.

Pero esa vez no fue la única. En otra ocasión, Billy llevó a sus hijos a pescar. El capitán del barco le advirtió que el mar estaría muy agitado, y la salida estaba prevista para las 4 de la mañana. Pero Billy siempre supo que sus hijos se animarían a esa aventura. ¡Y así fue!

Está muy orgulloso de que toda su familia se sienta cómoda en la naturaleza. “Podemos resolver cualquier problema, incluso los más difíciles”, afirma.

 

Conducir para abrirse y mantenerse conectado

Para Billy, las aventuras todoterreno son la culminación de toda una vida de experiencias.

Estuvo en un internado que fomentaba mucho el disfrute al aire libre y la exploración. Luego fue a la universidad en Colorado y, si te atraen los paisajes hermosos e impresionantes, no hay mejor lugar que ese. Posteriormente, descubrió su pasión por los SUV antiguos. Durante unos años, con amigos, restauró vehículos de los años 60, 70 u 80 y salió de viaje en ellos.

Pero en ese momento, todavía no había aflorado su interés en el aire libre. Lo descubrió cuando conoció la motocicleta. Dice que andar en moto lo ha ayudado a encontrar caminos y sensaciones a los que no se llega en otro vehículo.

 

La emoción de ir rápido en la tierra

“Es el punto medio justo entre el placer y el trabajo”.

A Billy le encanta la aventura todoterreno por una sencilla razón: “Ir rápido en la tierra es pura emoción. No hay sentimiento como ese”.

Para eso, no hay ningún vehículo como el Can-Am Commander. “Es perfecto para la vida que hemos construido. Puedo usarlo para ir al trabajo y después divertirme atravesando caminos de tierra”, explica.

La aventura de encontrar el equilibrio entre las obligaciones y el ocio es posible con este side-by-side. “Nunca me falla; es un vehículo asombroso”, cuenta Billy. “Y solo puedes emprender esa aventura si tienes el vehículo adecuado”, concluye.

Según Billy, lo que convierte al Can-Am Commander en un buen compañero es “la increíble flexibilidad que le da emoción al viaje, ya sea al trabajo o hacia la aventura”.

Hay que decir que Billy no aprieta tanto el acelerador de su Can-Am. “Me divierto en segunda marcha. Si voy en segunda, por lo general es porque tengo dos niños detrás de mí, y eso significa que todo marcha bien”, concluye.

Es una lección que todos deberíamos aprender.

QUÉ SE VE EN ESTE EPISODIO

  • Commander
    2022

    Commander

    Desde $13,999

    Desde $13,999

    Transporte y preparación no incluidos
    Se aplicará un cargo adicional por mercancía a partir de $400 dólares.

    DO IT ALL. You want to play. You want to work. You want everything in between. You need a legend on wheels. There's only one machine engineered to make it happen. Honed over refinement and redesign, it's a true original, as versatile as you are. You need the all new Can-Am Commander.

PRÓXIMOS EPISODIOS

  • Carlos Naude

    Carlos Naude


    Las grandes aventuras de un director creativo
    Learn More