Regresar al Centro Dakar

Entrevista con Austin Jones, prometedor piloto estadounidense en el Dakar Rally 2021

Entrevista con Austin Jones, prometedor piloto estadounidense en el Dakar Rally 2021

"Hay mucho más en lo que uno debe pensar que simplemente conducir un auto por el desierto muy, muy rápido. Es complicado".

Nos encontramos con el prometedor piloto estadounidense Austin Jones durante las preparaciones de último minuto para el Dakar Rally 2021 en Arabia Saudita. Conversando con nosotros desde Phoenix, Arizona, Austin compite por el equipo Monster Energy Racing Can-Am en su segunda participación en Dakar.

Luego de haber obtenido sólidos resultados este año en la competencia de rali europea con su Maverick, Austin nos cuenta sobre la preparación para Dakar, cómo mantiene a sus mecánicos felices, cómo explica su trabajo y cómo el "enfoque" Dakar lo ha hecho un mejor piloto en Norteamérica.

 

Can-Am: ¿Cómo va todo por allá, AJ?

AJ: Todo va muy bien. Realmente simplemente tratando de que todo esté en orden antes de irnos.


¡Se acerca el momento! ¿Realmente hay algo que puedes hacer durante el año para prepararte para Dakar al ir desde los Estados Unidos?

AJ: Claro, definitivamente. Hacemos muchas pruebas en las dunas. Tenemos una réplica del auto de carreras que tenemos aquí en Phoenix. Lo llevamos a las dunas y hacemos mucho entrenamiento del libro de ruta. De hecho, hay una cantidad decente de personas que nos hacen libros de ruta en Nevada, Arizona y otros lugares. Así que salimos, entrenamos bastante, y simplemente corremos el auto lo más posible y acumulamos las más millas posibles.



¿Y ya has ido a Europa para pruebas durante este año?

AJ: Sí. Tuve la oportunidad de ir. Corrí en un rali en España en octubre y cuando estuve allá, tuve la oportunidad de ir a Portugal y revisar la tienda [de South Racing] y hacer bastantes pruebas para los autos nuevos, los autos de Monster Energy Racing. Lo están haciendo muy bien.


Esta será tu segunda vez en Dakar. ¿Cómo es acercarte a la carrera la segunda vez?

AJ: Estoy muy emocionado. Realmente me emociona porque ahora estoy familiarizado con el país, Arabia Saudita. Estoy mucho más familiarizado con el flujo de la carrera y cómo se hace Dakar, con cómo competir en Dakar, en realidad. Diría que durante 365 días realmente en todo lo que he estado pensando es en regresar y volver a intentarlo. Lo pensamos mucho y se siente mucho mejor ir por segunda vez porque realmente tengo una mejor idea de qué esperar y de cosas así. Así que sí, nos sentimos muy bien al respecto. Estamos emocionados.



¿Cómo es el proceso al ser el piloto y tener que competir con ese libro de ruta y tu copiloto, Gustavo Gugelmin? ¿Toma tiempo acostumbrarse?

AJ: Sí, bueno, es como en todo. Me refiero a que comienzas un poco nervioso y cosas así, pero una vez que comienzas a hacerlo, cerca de los 20 kilómetros más o menos, todo es como si lo hubieras hecho ayer. Las cosas vuelven a fluir, entras en buen ritmo y todo comienza a acomodarse. Así que sí, definitivamente, se lleva un poco volver a acostumbrarse a las cosas. Pero yo diría que a los 20 kilómetros del día uno, vamos a estar listos para ir a nuestro ritmo.



Eso es fantástico. ¿Las notas sobre el ritmo te ayudan en la pista cuando no la has visto? ¿Esa es una buena forma de describir las notas del rali y el libro de ruta?

AJ: Sí, un 100 %. Nos dan mucha más información que si solo soy yo viéndolos. Definitivamente ayudan, así como los peligros. Si algo no se ve tan mal, pero mi copiloto me está diciendo que es un “peligro doble” o “triple”, entonces sabemos que es mucho peor de lo que se ve y pasamos con cuidado. Así que sí, las notas definitivamente son fundamentales. Es muy importante tener notas confiables y buenas, y que él me comunique bien.



¿Lograr resultados confiables cada día es uno de los aspectos más desafiantes de Dakar? ¿O dirías que hay otras cosas que te desafían más?

AJ: Sí, yo diría que es la consistencia. Poder correr a buen paso y rápido, y no cometer errores en 12 días seguidos, durante los 250 kilómetros (155 millas) implica que, por lo general, cada día es agotador física y mentalmente. Así que realmente hay que mantenerse en las mejores condiciones. Debes ser lo más consistente que sea posible.

Uno de los aspectos más importantes es mantener la constancia en cada día del rali porque puedo garantizar que el 90 % de las personas, no todos tienen un buen día todos los días. Siempre va a pasar algo. Así que hay que reducir eso al mínimo y ser lo más constante posible es el nombre del juego.

 

Cuando suceden cosas durante la carrera, los mecánicos se van a dar cuenta. ¿Cómo es esa presión durante 12 días seguidos?

AJ: 100 %. Regresamos al vivac y ellos preguntan “¿Pasó algo? ¿Hay algo que quieras que revisemos?” y cosas así. Y les digo, “Sí, lo siento. Rompí una horquilla ahí. Lo siento, mi hermano. Sé que tendrás que cambiarlo. Lo siento”.

Así que sí, entre mejor seas con ellos, mejor serán ellos contigo. Eso es algo que realmente me gusta del equipo: todos los que trabajan para el equipo realmente son muy buenos. Y todos nos llevamos muy bien; es por eso que sé que siempre tenemos un buen auto, cada mañana al colocarnos en la línea de salida.



¿Qué haces fuera del auto que te ayude durante una carrera tan larga?

AJ: Es agradable regresar al vivac y es loco durante estos ralis —cuando estás en medio de la nada, se vuelve algo primitivo ¡después, lo único que realmente quieres es una buena cama, una buena comida y un baño!—.

Incluso aquí en Arabia Saudita, se siente como casa cuando tienes todo lo que necesitas. Eso realmente me ayuda mentalmente, y sí, mi propia música y cosas así. Simplemente tratar de mantenernos tranquilos y no quedar atrapados en la locura de la carrera.



Y cuando algo loco pasa mientras estás en el auto o algo se descompone ¿cómo manejas eso? ¿Gritas en el casco? ¿Qué sigue?

AJ: [Ríe] Sí, se dicen varias palabras que salen en un poco tiempo, por lo general, gritando. Mi copiloto me conoce. Él sabe: “Bueno, AJ enloquecerá por un minuto. Pero tan pronto como termine de enloquecer, podremos volver a lo nuestro”.

Cuando pasa algo así, digo, lo pensamos por un segundo, como “¡¿Qué?! ¡Nos acaba de pasar esto! ¿Qué vamos a hacer?" Sentarnos y considerar la situación durante un minuto. Y luego de inmediato comenzar a trabajar en el auto, sacar las herramientas y simplemente adaptarse y superarlo, hacer lo que sea para llegar al final y tratar de hacerlo lo más rápido posible.

No puedes quedarte sentado y seguir pensando en eso y gritar y gritar por eso. Cada segundo que te quedas ahí sentado y enloqueces es otro segundo que no estás conduciendo hasta la línea de meta y ese es tiempo valioso.

 

South Racing ha estado desarrollando el Maverick hace varios años; ¿son los mismos autos de carreras que eran en 2017/2018?

AJ: He estado corriendo con South Racing (creo que este será mi tercer año ya) y sí, es de locura cuánto han cambiado los autos; se han puesto cada vez mejor y mejor.

Cuando estuve en el taller en Portugal donde preparan los vehículos, vi todo el trabajo que les meten y vi el pizarrón donde hacen los cambios. Vi las especificaciones del auto de ‘generación 1’ de 2017/18. Y ahora, las especificaciones de este auto 2020/21. Es increíble cuánto trabajo han hecho, y cuánta investigación y desarrollo han invertido en él.

Y solo en cosas diminutas que no pensarías que hacen una gran diferencia. Toma 10 de esas cosas diminutas y es mucho mejor. Mejoran constantemente. Es bueno ser parte de un equipo que realmente pone su tiempo y esfuerzo para hacer que esos autos sean lo más perfectos posible para nosotros.

 

Dejando a un lado los secretos comerciales, ¿tienes algún ejemplo de esas cosas diminutas que han mejorado o cambiado con los años del auto ‘generación 1’ a un 2021?

AJ: En general, la postura del vehículo, ese cofre curvo y el diseño de la jaula antivolcaduras. Cuando comencé a correr eran muy altas. Y ahora, las bajaron bastante y les dieron un aspecto un poco más elegante. Y eso podría dar un poco más de velocidad. Cosas como esas.



Fascinante. Con lo que ahora sabes sobre competir en el extranjero ¿qué has podido traer a las carreras en Norteamérica? ¿Ha cambiado tu enfoque en algo?

AJ: Sí, definitivamente. En Norteamérica no es una carrera de varios días. Es una carrera de un solo día, por lo que es muy diferente. Me refiero a que no hay un “bueno, los alcanzaremos mañana” o "podemos tener un mal día hoy y la próxima vez tendremos un gran día" y cosas así. Realmente es simplemente “¡vamos, vamos, vamos!”

Entonces, definitivamente, por eso vas más rápido y obviamente es más fácil que se descompongan cosas. Simplemente llevar esa mentalidad de rali al abordar la Baja 1000, por ejemplo, y partirla mentalmente en etapas, digamos de 250 millas cada una. Así que revisas el escenario: tenemos esta sección a esta sección, revísala. Partir las carreras en mi mente y crear etapas realmente ha sido algo que he traído del aspecto del rali que ayuda bastante.



Ya sea que te haya ido bien o mal, al menos mentalmente puedes tirar eso a la basura y seguir adelante.

Sí, sí. 100 % es como “tal vez perdimos un minuto o ganamos un minuto ahí". Y en la siguiente carrera podemos ir con una estrategia y nos podemos adaptarla en el camino: "Completamos esa sección rápido, así que quizá deberíamos ir más lento las siguientes 250 millas". Y luego ver dónde estamos en la siguiente.

O de igual forma, se nos ponchó una llanta y perdemos cinco minutos ahí. “Así que las siguientes 250, esta etapa, hay que ir adelante y apretar”. Así que sí, definitivamente ha ayudado bastante aprender a hacer eso, digamos que a compartimentar mentalmente la carrera. Y eso lo obtuve del rali.



¿Tienes amigos o familia que no les guste el mundo del todo terreno de Dakar y que digan “¿Qué es lo que haces?” ¿Cómo explicas a lo que te dedicas?

AJ: Además de mi papá y mi mamá, en realidad todos mis amigos con los que fui a la escuela y cosas así no saben bien a bien cómo funciona. Les muestro el mapa y me dicen "¿Haces todo esto? ¿viajas por todo el país?”

Y les digo, "¡claro, amigo!" Y me preguntan, "¿Compites día tras día tras día?"

Realmente es un concepto desconocido para muchas personas de Estados Unidos, así que es difícil de explicar, pero sí, les queda claro cuando efectivamente les muestro el mapa y les explicó todo así. Me gusta compararlo con el Tour de Francia. Muchas personas lo entienden así.



¿Qué sería algo que ayudaría a las personas a entender mejor el deporte de las carreras todo terreno?

AJ: Creo que una buena forma de describirlo es diciendo que es algo más mental de lo que la gente cree. Es mucho más que simplemente conducir un auto. Obviamente, la posición del auto y tu agresividad, y cosas por el estilo y tu habilidad al conducir son importantes. Digo, esa es, obviamente, la clave del juego.

Sin embargo, el aspecto mental, poder ser consistente, poder mantenerse calmado cuando no todo sale perfectamente.

Poder lidiar con situaciones en el camino, digamos que te fallan los frenos o algo así, la dirección no está completamente bien, y luego poder adaptarse y superarlo. Se necesita más que simplemente conducir el auto muy rápido. Debes tener una buena capacidad de predicción de las maniobras del vehículo.

Se trata más de pensar que simplemente conducir el auto por el desierto muy, muy rápido. Es complicado.